LA POLEMICA: ¿NUEVA TECNICA ABORTIVA? Mientras la píldora abortiva RU-486, de fabricación francesa, sigue siendo ilegal en EEUU,un ginecólogo estadounidense se las ha ingeniado para poner en práctica, aparentemente dentro de la ley, un nuevo tratamiento abortivo. El ginecólogo neoyorquino Richard Hausknecht ha empezado a utilizar un tratamiento consistente en la administración a las pacientes que desean abortar de dos medicamentos aprobados por el gobierno norteamericano, según informa The New York Times . El tratamiento, en el que no es necesaria la intervención quirúrgica, tiene dos fases y sólo es eficaz en embarazos de no más de ocho semanas. Primera se inyecta a la paciente una inyección de methotrexate, un compuesto que frena el crecimiento de los tejidos y que durante años ha sido utilizado como tratamiento de tumores cancerígenos, artritis y otros . Cuatro días después, se introducen en la vagina de la paciente tabletas de misoprostol, medicamento utilizado también para prevenir úlceras estomacales y acelerar los partos. Tres días después la paciente, expulsa el embrión. "Mi objetivo es demostrar a la comunidad médica que existe una técnica segura, simple, eficaz y legal para interrumpir el embarazo", declaró Hausknecht, que ofrece el tratamiento por 500 dólares y hasta ahora lo ha aplicado en 126 pacientes, con éxito en 121 casos. VOLVER AL PRINCIPIO